Nuestra labor radica en la fuerza, en la paz y la tranquilidad que a través de nuestras manos podemos trasmitir a ese ser humano